TRIPODES FOTOGRAFIA y VIDEO

Tripodes Profesionales Foto y Video

El trípode se usa para poder prolongar la exposición si lo necesitamos, aparte de tener estabilizada la cámara si hacemos vídeo. Nos permite tener la cámara sobre la estructura mientras que un monopié se caería al suelo de no sujetarlo.

Los trípodes de vídeo llevan en la base unas barras estabilizadoras que sujetan las tres patas a la columna central dando mucha más rigidez y estabilidad al conjunto, así se minimiza al completo cualquier pequeña vibración durante la grabación.

¿En qué situaciones necesitas un trípode?

Como siempre, para no caer en la trampa del consumismo (todos caemos, nos encanta comprar..), conviene que te preguntes para qué necesitas un trípode.
Para ayudarte a responder a esta pregunta, a continuación de dejo una lista con situaciones en las que efectivamente necesitamos de un trípode sí o sí. Si alguna de ellas es tu caso, adelante:

Fotos de larga exposición.
Fotos en situaciones de poca luz, sin flash.
Autoretratos y fotos en grupo (fotógrafo incluido).
Montajes fotográficos posteriormente en Photoshop o algún otro programa de edición fotográfica.
Proyectos de vídeo como el Time-lapse, el Stop-motion, u otros.

El trípode o monopié

El monopié se usa fundamentalmente en deportes donde usaremos un equipo muy pesado y solo queremos librarnos de cargar durante horas con dicho peso. Nos da plena libertad de movimiento pero no nos permite exposiciones tan lentas como un trípode.

Características de un buen trípode

Ahora que has llegado a la conclusión de que efectivamente necesitas un trípode, veamos qué tiene que tener un trípode para ser bueno. Básicamente tiene que ser:

Estable.
Sólido.
Medianamente pesado (al menos que no sea muy ligero).
De rótula de bola. Esto es la parte donde colocaremos la cámara, y la parte responsable de inclinarla y moverla horizontal, verticalmente o hacia los lados.
Con controles minimalistas. Algunos trípodes tienen varias llaves, manivelas y tuercas. Cada uno de ellos controla un ajuste concreto. Desde mi punto de vista esos son los peores trípodes (y los más extendidos lamentablemente). En cambio, yo prefiero y recomiendo trípodes que tengan cuantos menos controles mejor. Esto es: una sola empuñadura con la cual controlar todos los movimientos y ejes. En la siguiente imagen (click) puedes ver un ejemplo de trípode con rótula de bola y empuñadura única, con la que puedes mover la cámara en todos los sentidos.
Otros factores a considerar

¿Comodidad o calidad fotográfica?: En el mercado encontrarás trípodes ligeros y otros pesados. Los ligeros son cómodos de llevar pero muy poco estables. Los pesados son una maravilla en cuanto a estabilidad, no se mueven aunque sople un viento fuerte, peeeeeeero tienen la desventaja de ser un poco pesados o voluminosos a la hora de viajar. Por favor, no te andes con medias tintas: párate un momento a reflexionar cuál de las dos ventajas te interesa más: que sea fácil de transportar o que sea muy estable (que es para lo que necesitas en principio).

¿Bueno o barato?: Difícilmente encontrarás un trípode excelente por 10 euros. Si tu presupuesto es casi inexistente y puede que te quedes sin trípode, evidentemente prefiero que te compres uno muy barato, por muy baja calidad que tenga, antes que quedarte sin. Ahora bien, si tu presupuesto te lo permite, invierte en un buen trípode por favor. No vale de nada que te gastes un dineral en una cámara réflex si luego tu trípode te va a fallar.

¿Rótula fija o intercambiable?: Los trípodes caros son una gran inversión, son un accesorio que mantendremos seguramente durante mucho tiempo, por eso es frecuente encontrarse con trípodes de rótula intercambiable. Esto nos permite, al cabo de un tiempo, adquirir una nueva rótula si la actual ya no nos gusta, y así no tener que cambiar todo el trípode. Los más económicos, en cambio, son fijos. De todas maneras si eliges bien tu trípode puede que no necesites cambiarle la rótula nunca.

Algunas recomendaciones

Si eres un lector perezoso seguramente querrás que te recomiende uno o dos trípodes para que directamente los consideres y así no estar comiéndote la cabeza buscando un trípode que cumpla con todo lo anteriormente dicho. Bueno pues, allá vamos. Éstas son mis 3 recomendaciones absolutas, trípodes que compraría con los ojos cerrados

Jieyang
Manfrotto
Velbon
Braun

Conclusión final

¿Cual comprar? Pues teniendo en cuenta tu estilo fotográfico o uso que quieras darle, aparte del peso de tu cámara y objetivos, debes buscar un trípode más rótula que se adapte a tu presupuesto, no compres el modelo más caro si no le vas a dar un uso profesional y amortizar dicho gasto. Recuerda que el equipo fotográfico es para usarlo y no para almacenar, coleccionar o presumir. Yo soy usuario de un manfrotto de gama media y poseo una rótula de bola mediana y una de vídeo también de gama media. Existen muchas marcas en el mercado con una excelente calidad, espero en un futuro artículo poder detallaros cada una de ellas.

http://fotografia.mercadolibre.com.ar/tripodes-y-monopies/_eshop_intershopping
?

Deja un comentario